Vero y Aritz se casaron un sábado de octubre en el precioso entorno de Garai, en el restaurante Aboiz. Para ello, contaron con la ayuda del Estudio de decoración de Gonzalo Santamaría y la iglesia y el restaurante brillaron gracias a su especial mano. A pesar de la lluvia, la pareja disfrutó de su día como si fuese una gran fiesta y además el tiempo nos dio una tregua para el momento del reportaje fotográfico. Espero que esta boda os guste tanto como a mí ♥